Las modificaciones versan sobre: validez de registros y planillas laborales; controles personales; seguridad en el trabajo; cómputo de las indemnizaciones pasadas y embargo de sueldo.

  • Ley 27.321: todos los registros, planillas u otros elementos de contralor exigidos por las leyes y sus normas reglamentarias, por los estatutos profesionales o convenciones colectivas de trabajo deberán reunir los requisitos establecidos por la Ley de Contrato de Trabajo para el libro sueldo.
  • Ley 27.322: los controles personales que efectúe el empleador, así como los relativos a la actividad del trabajador, deberán ser conocidos por éste.
  • Ley 27.323: El empleador debe hacer observar las pautas y limitaciones a la duración del trabajo establecidas en la ley y demás normas reglamentarias, y adoptar las medidas que según el tipo de trabajo, la experiencia y la técnica sean necesarias para tutelar la integridad psicofísica y la dignidad de los trabajadores, debiendo evitar los efectos perniciosos de las tareas penosas, riesgosas o determinantes de vejez o agotamiento prematuro, así como también los derivados de ambientes insalubres o ruidosos.
    Está obligado a observar las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes sobre higiene y seguridad en el trabajo. El trabajador podrá rehusar la prestación de trabajo, sin que ello le ocasiones pérdida o disminución de la remuneración, si el mismo le fuera exigido en transgresión a tales condiciones, siempre que exista peligro inminente de daño o se hubiera configurado el incumplimiento de la obligación, mediante constitución en mora, o si habiendo el organismo competente declarado la insalubridad del lugar, el empleador no realizara los trabajos o proporcionara los elementos que dicha autoridad establezca.
  • Ley 27.325: en caso de cese de la relación laboral y cuando el empleado haya reigresado bajo las ordenes del mismo empleador se deducirá de las indemnizaciones lo pagado en forma nominal por la misma causal de cese anterior.
    En ningún caso la indemnización resultante podrá ser inferior a la que hubiera correspondido al trabajador si su período de servicios hubiera sido solo el último y con prescindencia de los períodos anteriores al reingreso.
  • Ley 27.320: la traba de cualquier embargo preventivo o ejecutivo que afecte el salario de los trabajadores se deberá instrumentar ante el empleador para que éste efectúe las retenciones que por derecho correspondan, no pudiéndose trabar embargos de ningún tipo sobre la cuenta sueldo. Trabado el embargo, dentro de las 48 horas, el empleador deberá poner en conocimiento del trabajador la medida ordenada, debiendo entregar copia de la resolución judicial que lo ordena.

Comentarios

+1 #16837 Jose Dante Marino 15-12-2016 22:55
Me suscribo para conocer,si es posible,detalle de las llamadas "Enfermedades Profesionales"a ser tratadas por mi A,R,T.y como debo accionar ya que tengo una,
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario

El contenido de este sitio web ha sido desarrollado con mucho esfuerzo y tiene por finalidad ayudar a los profesionales y comunidad en general. En la mayoría de los casos, las respuestas que usted busca se encuentran en el artículo, así que le recomiendo leer con atención.
Este es un espacio para que los lectores realicen comentarios y aportes. A diario se reciben cientos de consultas, las cuales no pueden ser respondidas en su totalidad por el titular de este sitio. Les pido colaboración y comprensión.